Páginas vistas en total

Elige tu idioma

revolvermaps

BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Buscar en este Blogs con google

jueves, 9 de enero de 2020

LOS HISTORIADORES SE ACORDARON DE JESÚS DE NAZARET







 LOS HISTORIADORES SE ACORDARON DE JESÚS DE NAZARET 











INTRODUCCIÓN AL BLOG

VAYAMOS AL ENCUENTRO pretende ser un blog para reafirmarse en la aventura de la fe cristiana, sabiendo, como nos decía Benedicto XVI que “la fe cristiana es ante todo encuentro con Jesús, una persona que da a la vida un nuevo horizonte… " (3-10-2007).





LOS HISTORIADORES SE ACORDARON DE JESÚS DE NAZARET 
     

       
      



        La existencia histórica de Jesús está documentada por algunos textos de la historiografía romana: Tácito, Annales 15,44; Suetonio, Vita Claudii 25,4; Plinio el Joven, Epístola 10,96; Flavio Josefo, Antiquitates judaicae 18,3 y 20,9. Recordemos las más importantes:

1.-Tácito, el mayor de los historiadores romanos. Escribe los Annales hacia el 115. Habla del incendio de Roma (año 64) que provocó Nerón y del que inculpó a la secta de los cristianos. Al presentar a los cristianos informa de Cristo: Aquel de quien tomaban nombre, Cristo, había sido ejecutado en el reinado de Tiberio por el procurador Poncio Pilato; la execrable superstición, momentáneamente reprimida, irrumpía de nuevo no sólo por Judea, origen del mal, sino también por Roma, lugar en el que de todas partes confluyen y donde se celebran toda clase de atrocidades y vergüenzas. El juicio sobre los cristianos es despiadado, pese a no considerarlos culpables del incendio; pero se aportan datos preciosísimos sobre la muerte de Cristo.

2.-Flavio Josefo, historiador romano de raza hebrea, abandonó a su pueblo durante el asedio de Jerusalem (año 7O) y se pasó al lado de los sitiadores. En el 93 escribió Antiquitates judaicae. Hablando de Poncio Pilato, que fue procurador de Judea del 26 al 36 d. C., dedica un pasaje bastante largo a la figura y obra de Jesús. El texto, conocido comúnmente con el nombre de Testimonium flavianum, ha sido objeto de discusión por la presencia en él de algunas afirmaciones de patente inspiración cristiana, incompatibles, por tanto, con la fe religiosa del escritor hebreo. Son éstas: Éste era el Cristo (el Mesías)... Apareció nuevamente vivo después del tercer día, tal como habían prometido los profetas... En 1971, Salomón Pines, profesor de la Universidad hebrea de Jerusalem, después de descubrir la cita del famoso párrafo sobre Jesús (pero sin los retoques sospechosos) en un manuscrito de un cronista árabe del siglo XI, muestra la autenticidad flaviana del texto, reconociendo la existencia de algunos retoques que le dan sentido cristiano. 

      El texto auténtico quedaría así:
     En aquel tiempo apareció un tal Jesús, hombre sabio, si es que puede llamársele hombre: era efectivamente autor de obras prodigiosas, el maestro de los hombres que reciben la verdad con alegría, e indujo a muchos entre los judíos y también entre los griegos (a ser sus discípulos). Se pensaba que fuera el Mesías; pero no lo era, a juicio de nuestros jefes. Por todo esto, Pilato lo crucificó y lo hizo morir. Los discípulos que antes lo habían amado no cesaron de proclamar que se les había aparecido al tercer día de la muerte nuevamente vivo. Los profetas divinos atestiguaron y predijeron estas cosas y miles de otras maravillas de él. Hasta ahora, el grupo de los cristianos, así llamados por su causa, no ha desaparecido todavía.

       Según esta reconstrucción, el texto de Flavio Josefo afirma no que Jesús era el Mesías, sino que algunos lo consideraban así; y la convicción de que hubiera resucitado es atribuida a los discípulos de Jesús. No presenta, además, dificultad la proposición hipotética si es que puede llamársele hombre; el mundo helenista grecorromano, al que Josefo intenta imitar en sus escritos, ve en los magos y en los taumaturgos seres divinos. Este es, pues, el testimonio más antiguo no cristiano sobre Cristo.

       La verdad es que los que han negado la existencia histórica de Jesús han sido rarísimos en la historia de la cultura: Dupuis, Bauer, Couchoud, Drews, a los que se les puede añadir como epílogo tardío la historiografía soviética. Pero el problema hoy a nivel científico es implanteable.

      A este propósito dice Bultmann, la personalidad más prestigiosa, pero no ciertamente la más optimista, en la cuestión del Jesús histórico: La impugnación de la existencia de Jesús carece de fundamento y no se merece una palabra de refutación. Es completamente evidente que él está al origen del movimiento histórico, cuyo primer estadio tangible está representado por la comunidad cristiana primitiva palestinense.
     O lo que dice un discípulo suyo (Bornkamm): En la antigüedad, ningún adversario del cristianismo, por obstinado que fuera, tuvo la idea de poner en duda la historicidad de Jesús.
  
                                (INFORMACIÓN DE 
          http://www.mercaba.org/FICHAS/cmfapostolado/Cristologia/02TEMA2.htm




                       


Firmes en la fe en Cristo resucitado




       




CONOCE LUCES EN LA NOCHE



                          El libro  LUCES EN LA NOCHE




  CONOCE MIS LIBROS EN BUBOK



Canal de Francisco Baena Calvo.

CANAL DE FRANCISCO BAENA CALVO EN YOUTUBE

Me gustaría que te suscribieras a mi canal: 

Conoce mi página web: www.marinaveracruz.net